El proyecto nació de una idea de Frank basada en sus múltiples actividades profesionales, entre ellas la organización de rastrillos en garajes de casas unida a la experiencia administrativa y financiera  de Conchi como Economista. Desde el principio se apostó por un concepto nuevo de la tienda de segunda mano más acorde con las homólogas existentes en distintas ciudades europeas. Detectamos que el sector en España no estaba maduro e implementamos un concepto que incluye calidad, precio justo, limpieza y correcta organización de los artículos en la tienda además de excelente atención personal,  servicio y garantías, lo cual permite que la experiencia de compra en Trasteromanía sea muy agradable. Esta idea de negocio encajó automáticamente con nuestros valores y las ideas que queríamos defender a través de él que son:


  • Colaborar con la economía local ofreciendo artículos a precios asequibles por un lado y favoreciendo que sea la misma comunidad la que nutra nuestra tienda con aquellos bienes que ya no necesiten dejándolos en depósito a cambio de un porcentaje interesante del importe de la venta. De esta forma los recursos se mueven y se quedan en la propia comunidad favoreciendo a las familias.
  • En Trasteromanía también apostamos por la mejora y preservación del medio ambiente puesto que cada artículo reutilizado o reciclado adquiere una nueva vida y supone un residuo menos que contamine el medio o un árbol más que salvamos en el caso de los muebles.
  • Nuestro compromiso también se extiende a colaborar con restauradores y coleccionistas en la preservación de nuestra identidad y del recuerdo a través del patrimonio artístico y cultural preservando los muebles antiguos y los artículos vintage o de coleccionismo ya que consideramos que: “no todo lo viejo es inútil, ni todo lo nuevo es siempre mejor”

Gracias por visitarnos y recuerda:

“Todo lo que un buen trastero esconde, lo encuentras en Trasteromanía”.

 


Llamar